jueves, 26 de febrero de 2015

Experimentos musicales 26022015

Adjunto un fragmento de otro de mis experimentos musicales. Se escucha mejor con auriculares.

Ex.26022015a


jueves, 5 de febrero de 2015

Anotación 05022015

Sir Gawaine and Sir Uwaine at the Ruined ChapelSir Edward Burne-Jones

¿Has visto los emblemas de los escudos y el resto de símbolos?
¿Qué misterioso recipiente es capaz de contener la primordial Aqua Permanens de la que emergerá el Hijo de los Filósofos?
¿Qué misterioso Vaso es aquel del que el Fénix extrae su potencia para resurgir rampante?

«Ein schar den graf uf erde - by alten ziten brahte - ein stein in hohem werde, - man ein schüzzeh dar uz wurken dahte; - iaspis und silix er gennent, - von dem der Fenix lebende wirt - swenn er sich selb ze aschen brennet»

Titurel de Albrecht von Schartfenberg

¿Qué misterioso recipiente es en sí mismo el Lapis Ex Caelis y el Lapis "Elixir" que – como nos recuerdan los Cátaros - custodiaron primeramente los ángeles garantes de la unidad claro /oscura y posteriormente los Caballeros del Grial?

«Uf einem grünen achmardi truoc si den wunsch von paradis, bede wurzeln unde ris daz was ein dinc, daz hiez der Grál, erden wunsches überwal.»

En un pañuelo de seda verde llevaban el premio del Paraíso, raíz , tronco y brote de la salvación, era un objeto que se llamaba Grial un tesoro con infinidad de maravillas

«Sie (die Graalsritter) lebent von einem Steine des gesláhte ist vil reine. Hat ir des niht erkennet, der wirt iu hie genennet: er heizet Lapsit Exillis ...»

Así os digo que (los Caballeros del Grial) alimentan a una piedra de una naturaleza tan elevada y pura, que se llama, si aún no la conoceis, Lapsit Exilis 

Del Parzival de Wolfram von Eschenbach 

sábado, 17 de enero de 2015

NEXION ZINE 2.1



An Aeonic ONA Zine
126 yf: Issue 2.1

      Order of Nine Angles      

viernes, 9 de enero de 2015

Anotaciones 9012015

#
¿Cuanto tiempo más tardará nuestra querida Europa en pasar a la acción, o en “neo-reaccionar” ?
Hay tanto por limpiar!...hmmm se me ocurre que tal vez podemos comenzar eliminando a la escoria islámica que ensucia nuestras tierras y, cuando hayamos desarrollado suficiente “músculo”, podemos tratar de eliminar la imbecilidad liberal, burguesa y materialista que ensucia nuestras almas...


_.-._.._-_.._-.-_._--.--..._-.-._-__.-.--_-.-.--._.-.__.--

#
La balanza de precisión que el alquimista Thomas Norton ( 1433 - 1513 ) tiene sobre la mesa transmite un mensaje evidente al observador y, para acabar de aclarar el asunto, leemos en la divisa desplegada sobre su cabeza: “Compone Lapidem absque repugnantia” - Compón la Piedra sin repugnancia / oposición / resistencia. Junto a la balanza podemos ver la imagen de un Sol y una Luna, y, formando un tercer vértice, un pequeño Crisol...
Hay dos cintas más con sus respectivas leyendas. Una está sobre el operario de la izquierda y dice: “Separabis terram ab igne, subtile ab spisso” - Separa la tierra de lo ígneo, lo sutil de lo espeso; la otra, sobre el operario de la derecha dice: “Mane prope vas et nota colores” - Permanece junto al vaso y atiende a los colores.
Hay muchos más elementos dignos de mención en la ilustración, pero los dejo a merced de la perspicacia de cada uno...
Descripción del laboratorio de Thomas Norton - Ordinall of Alchemy - por Elias Ashmole ( 1617 – 1692 ) en su Theatrum Chemicum Britannicum (1652)

#
Cuando uno se sirve de cierto tipo de “trucos oscuros” para abrir caminos improbables entre la maraña del mundo cotidiano, una especie de glamour deja su impregnación en la psique de quienes son “víctimas” de tales maniobras – y también en la propia! -. Esto tiene sus evidentes ventajas, pero también puede traer consecuencias extrañas. Esa impregnación que habita en un número determinado de personas puede adquirir la suficiente coherencia como para devenir una criatura separada con una relativa autonomía...Algo con una imagen parecida a la propia, que se mueve en un espacio más fluido... pero que no soy yo, pues tan solo representa un aspecto parcial de mi personalidad.
Entonces se producen esas situaciones curiosas en las que uno, necesariamente, debe hacerse responsable de esa suerte de Doppelgänger, de esa versión que se presenta ante ti con sus incómodas preguntas y con todo el dolor que puede haber causado reflejado en su mirada inhumana.
Las consecuencias de las acciones adquieren derivas difíciles de predecir, pero de algún modo, allá donde estén, siguen vinculadas con la fuente que las originó.

#
Llevábamos buena parte de la mañana corriendo; éramos tres chicos y una chica, y habíamos salido de la pista forestal para adentrarnos en un desdibujado sendero que casi parecía discurrir campo a través ( con apenas unas piedras amontonadas una encima de la otra como esporádica señal ). Corríamos en silencio, como nos gusta, tratando de hacer el menor ruido al pisar el suelo, con solo el acompañamiento del viento, el inevitable crujir de algunas hojas secas, el extraño canto de algunos pájaros, el lejano bramido de un toro...y nuestra respiración rítmica y resoplante.
Aquí no hay la tensión de cuando practicamos esgrima, no hay el cálculo, ni el asalto sincopado, no, aquí se trata de un flujo más primario y simple...correr, avanzar, subir la pendiente, aguantar y disfrutar del “galope”, del aire fresco y los aromas que se alzan del frío bosque y llenan nuestros pulmones; y alejarse del cacofónico mundo de los humanos.
Acabábamos de cruzar un caudaloso pero estrecho riachuelo saltando con cuidado de roca en roca cuando divisamos una pequeña figura rojiza y orejuda plantada en medio del sendero. Aminoramos el ritmo hasta que identificamos al pequeño zorro que estaba allí quieto, alerta, observándonos con una curiosa expectación. Nos detuvimos para no espantar al animalillo ... Llevaba algo en la boca, como una piedra grande, blancuzca, casi transparente...El zorro dejó la roca en el suelo y salió corriendo a esconderse entre unos arbustos.
Cuando tuve la roca en mi mano, reconocí enseguida que se trataba de un trozo de una “piedra de sal” como las que dan los pastores de por aquí a las vacas. ¿Qué haría el zorro con un trozo de esos bloques?
Dado el contexto, la situación no podía ser más simbólica. Decidimos que aquel trofeo pertenecía al animal, así que lo dejamos allí para que el zorro los viniera a recoger, no sin antes astillar con el cuchillo cuatro pequeños guijarros que nos metimos en el bolsillo...

#

¿Acaso no es el propio Pneuma del alquimista, su espíritu vivificante, lo que pone en marcha la metamorfosis del cuerpo, el alma y el espíritu?



D.A. Freher, Paradoxa Emblemata (s. XVIII)
 "Devuelve al Uno lo que tienes de Él, si quieres poseerlo. Sólo así llegarás a ser un perpetuum mobile"

Parece un paradoja el hecho de que para conservar tu Pneuma, debas devolver el hálito al Cosmos del que procede... Los códigos del Perpetuum Mobile.

#
Barchusen, Elementa Chemicae, Leiden 1718
Más claro....Azoth


#

Oedipus Aegyptiacus (1652 – 1654)


Vemos como cada vuelta de la espiral descrita por el escarabajo hermafrodita viene regida por un determinado metal planetario. A la izquierda, en un sentido ascendente, se hallan los planetas solares masculinos y a la derecha, si se quiere en un sentido descendente, los planetas lunares femeninos. La doble hélice indica el movimiento de retroalimentación entre la ._._..-_.-._-_-.-.-..-_-_..-_.--._.-.-._..-.._._._ y el -.._-._.._.-.-_..-.---._.--.._.-.-._- que debe producirse en el transcurso del Opus. 

viernes, 26 de diciembre de 2014

Experimentos musicales 26122014

Adjunto aquí dos de mis nuevos experimentos musicales. En este caso se trata de fragmentos con ideas o frases que me parecen interesantes y que próximamente espero poder desarrollar en forma de canciones completas. 
Se escucha mucho mejor con auriculares y subiendo el volumen.

Conquesta III



Ex171214

lunes, 8 de diciembre de 2014

_-.-_.-._-..__.-_..__.--._-_._-..-_.__.._-_.--.__._-

El Templo Musical ~ Robert Fludd 
Utriusque cosmi maioris scilicet et minoris metaphysica, physica atqve technica historia : in duo volumina secundum cosmi differentiam diuisa.

jueves, 20 de noviembre de 2014

Der König in Thule


     Der König in Thule     

Es war ein König in Thule,
Gar treu bis an das Grab,
Dem sterbend seine Buhle
Einen goldnen Becher gab.

Es ging ihm nichts darüber,
Er leert' ihn jeden Schmaus;
Die Augen gingen ihm über,
So oft er trank daraus.

Und als er kam zu sterben,
Zählt' er seine Städt' im Reich,
Gönnt' alles seinem Erben,
Den Becher nicht zugleich.

Er saß beim Königsmahle,
Die Ritter um ihn her,
Auf hohem Vätersaale,
Dort auf dem Schloß am Meer.

Dort stand der alte Zecher,
Trank letzte Lebensglut,
Und warf den heil'gen Becher
Hinunter in die Flut.

Er sah ihn stürzen, trinken
Und sinken tief ins Meer.
Die Augen täten ihm sinken
Trank nie einen Tropfen mehr.



*
Johann Wolfgang Goethe